domingo, 1 de mayo de 2016

Reseña: Dragon ball

Título: Dragon ball.
Título original: Doragon Bōru.
Demografía/Género: Shounen, acción, aventura, comedia, fantasía.
Año: 1986.
Episodios: 153.
Ovas: No.
Película: Sí, 4.
Basado en: Manga.


Con Goku como protagonista principal de la historia, el argumento se centra en la búsqueda de las legendarias esferas del dragón, un total de siete que al ser reunidas daban lugar a la aparición del dragón sagrado que puede conceder cualquier deseo. 

Goku, con la ayuda de su compañera Bulma, y otros personajes que se irán uniendo con el paso de la historia, se adentrará en la búsqueda de las esferas del dragón y desafiará a todo tipo de villanos para convertirse en el hombre más fuerte del mundo. 

Además, más tarde se unirá al gran Torneo Mundial de Artes Marciales, en el que los mejores luchadores de todo el mundo se darán cita, batiéndose en duelo a fin de demostrar quién es el más fuerte luchador sobre la Tierra.

Cualquiera que guste del anime debe haber visto o al menos escuchado sobre Dragon ball. Si bien yo lo conocí y terminé de ver cuando era una niña, nunca se me había dado por repetirlo. Por lo que decidí tomarme un tiempo y volver a disfrutar de esta historia, que es de las que recuerdo con más cariño.

Pese a que el autor declaró que se inspiró para crear esta obra en otras, se me hace una historia muy original. Es muy variada, como suelen ser las tramas de aventuras. Va cambiando su objetivo principal, te mantiene siempre al pendiente y no resulta ni predecible, ni mucho menos aburrida.

Los personajes son geniales y existe una gran variedad de ellos. Se muestran distintas razas, etnias, estaturas y por supuesto, personalidades muy distintas. Salvo Goku, el resto de personajes va variando en su protagonismo; se ven diferentes acompañantes en sus aventuras a lo largo del tiempo, lo que me pareció interesante, puesto que se puede disfrutar de las distintas personalidades de todos ellos en varios momentos.

Goku es un protagonista bastante típico de los shounen, aunque tal vez sea uno de los precursores de este estilo de personajes. Su inocencia, torpeza y bondad hacen que te encariñes con él rápidamente; pero también es un luchador excelente, muy perseverante, y que siempre deleitará con unas fantásticas batallas. Por el resto, no me gustaría resaltar a nadie en particular porque casi todos los secundarios me gustan por igual. Cada uno de ellos aporta lo suyo a la serie, aunque fuese por un breve tiempo.

Los personajes de Dragon ball tienen algo especial. No sabría decir qué es con exactitud, pero logran transmitirte mucho, tienen una gran personalidad y realmente se sienten reales. En parte, debe ser porque los vemos crecer, superarse, vencer obstáculos y madurar dentro de la serie. Algo que no en todos los animes llega a ocurrir, puesto que muchos personajes mantienen la misma personalidad a lo largo de la historia. Aquí se puede apreciar cómo los adolescentes que eran en un principio aunque parecían niños, en realidad se convierten en unos jóvenes adultos con ideales marcados y una apreciación mucho más madura de la vida, pero que a su vez no pierden la chispa que los caracteriza. Sí, sueno como una fangirl de la serie xD

Me gusta ver este avance, sobre todo en el personaje principal; todos sus entrenamientos, y el cómo va pensando estrategias para derrotar diferentes enemigos, que de una manera normal no podría ganar. Sin duda, tiene unas atractivas y entretenidas batallas que son parte de la esencia de este anime.

Disfruté del ambiente que se logra con los escenarios tan exóticos y a la vez característicos de la serie, con la gran ayuda de la música, que también me gusta mucho. Esas simples melodías traen consigo mucha nostalgia para mí. Igualmente, los efectos de sonidos están muy bien. 

Por otra parte, el dibujo y la animación es bastante simple. Son de otra época, y todo era diferente a lo que estamos acostumbrados ahora, pero aun así me agrada. Todos los que vimos este anime cuando éramos niños ya estamos acostumbrados, e incluso el estilo de dibujo nos trae esa añoranza de los viejos tiempos. Por lo que, considero que en su aspecto audiovisual es muy correcto.

El humor se suele basar gran parte en lo pervertido de los personajes, lo que no es muy mi estilo. Sin embargo, no todo es así; y me ha conseguido sacar gran cantidad de risas, a veces por la inocencia de Goku o por situaciones dentro de las batallas o con los villanos, que resultaban espectaculares. Así que, en general, es muy divertido.

Como adaptación es muy decente, y a pesar de que obviamente se le agrega algo de relleno, no lo veo excesivo y aporta su cuota de diversión y entretenimiento. En comparación al manga, el anime se hace bastante más lento, y pese a que suele ser algo que molesta, en este caso a mí me pareció acertado. No llega a resultar aburrido y no se siente tan apresurado como en el manga.

Debo mencionar la censura, puesto que yo vi la serie traducida, y en muchas ocasiones modificaban los diálogos. En algunos casos podía llegar a entenderlo, aunque no estoy para nada a favor, pero en otros resultaba ridículo y totalmente absurdo, que para peor entorpecía el entendimiento de las situaciones. De cualquier manera, esto no afecta al material original, solo quería mencionar lo estúpido que me pareció que censuraran ciertas escenas que no tenían nada de malo para ningún público.

Es cierto que es algo incoherente en varias circunstancias, o poco creíble en algunas partes de la trama, incluso considerando los super poderes que poseen los personajes. Aunque esto mayoritariamente por no decir siempre sucede en las partes que están creadas como relleno y no ocurren en el manga, así sean una escena corta.

Sobre el final, la última pelea fue muy épica y me encantó. Pero el relleno que pusieron después me pareció algo aburrido. Estuvo bueno para ver algo de interacción entre Goku y su esposa, ya que durante Dragon Ball Z no hay casi nada, pero prácticamente no me atrajo. Habría preferido que se lo ahorraran; sin embargo, luego de tantos capítulos de batalla, normalmente suelen poner algo de relleno para “amenizar”. Así que a pesar de que no me convenció ese hecho, tampoco creo que haya sido un mal final.

Si bien estoy consciente que no es la historia más grandiosa y que tiene algún que otro fallo, este anime me ataca en la nostalgia. Fue uno de esos que me acompañó durante toda mi niñez, me hizo vivir un montón de emociones y se quedó en mí como uno de los mejores. Por tanto, sumándole a todo lo que ya mencioné el gran cariño que le tengo, me es imposible ponerle cualquier otra calificación que no sea la máxima. 

Este anime cuenta con un protagonista entrañable y unas muy entretenidas batallas, a su vez equilibrado con bastante humor. Una buena cantidad de interesantes personajes y varios detalles únicos que lograron que esta maravillosa serie trascendiera y se quedara grabada en la memoria de los que la disfrutamos de pequeños, como una historia llena de grandiosos recuerdos. 



4 comentarios:

  1. Hola
    ¿Quien no recuerda al buen Goku?, creo que los niños de los 90's crecimos con él y le tenemos un gran cariño, pero eso sí, medio pervertido si que era, hace poco vi unas cuantas partes sin censura y me reí mucho porque eso no tiene nada de infantil.

    En fin, un beso y buena entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Bueno, era todo culpa del maestro Roshi eso xD Pero sí, la verdad que Goku es entrañable y me da alegría haberlo conocido de pequeña.

      ¡Muchas gracias por comentar, un abrazo fuerte! :)

      Eliminar
  2. De vez en cuando veo algún capítulo si lo hecha por la tele, pero es mi gran pendiente de leer y ver :) Gracias por tu reseña! ^^

    besitos<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tienes que verlo! jajaja Muchas gracias a ti por comentar, ¡besos!

      Eliminar

Deja tu marca