domingo, 25 de octubre de 2015

Reseña: La última canción

Título: La última canción.
Título original: The Last Song.
Idioma original: Inglés.
Director: 
Julie Anne Robinson.
Actores principales: Miley Cyrus, Greg Kinnear y Liam Hemsworth.
Género: Drama, romance.
Año: 2010.
País: Estados Unidos.
Duración: 1:47 hs.
"La última canción" se desarrolla en una pequeña localidad costera del sur de Estados Unidos, donde un padre separado (Greg Kinnear) tendrá la oportunidad de pasar un verano con su rebelde hija adolescente (Miley Cyrus) —quien ciertamente preferiría estar en su hogar, en la ciudad de Nueva York—, e intentar volver a conectarse con ella a través de la única cosa que poseen en común: la música. 

Una película que nos adentra en una historia de familia, amistad, secretos y salvación, junto con la experiencia del primer amor y la búsqueda de una segunda oportunidad.

Esta película la había reseñado ya hacía tiempo, justo después de terminar el libro decidí mirarla para tener todos los detalles frescos en mi mente y que no se me pasara nada. Sin embargo, me di cuenta releyendo la reseña que al hacer esto la juzgaba prácticamente solo como adaptación, por lo que me puse a verla una vez más para poder criticarla simplemente como producto cinematográfico y olvidando que está basada en un libro. De esta manera, combiné ambas reseñas para lograr una más completa, que es la que leerán a continuación. 

A pesar de que la historia no es la más original, tampoco es tan cliché como otras. Tiene partes interesantes y en mi opinión, está desarrollada de una manera muy linda. El ritmo es un poco rápido, dado que suceden muchas cosas y al intentar incluir todo lo del libro aquí se siente apresurado, sobre todo en el comienzo del romance. 

Hay muchas cosas que no se explican lo suficiente, que se tocan muy por encima o apenas se mencionan, y esto hace que termine siendo una trama mucho más superficial y vacía de lo que realmente es en el libro

Los personajes no me parecieron del todo mal, más o menos lograron captar las personalidades de estos y para la película funcionan. Lo que más me gusta sin duda es ver las diferentes interacciones entre ellos. El romance entre Ronnie y Will no me convenció tanto y fue lo que vi más flojo, sin embargo las relaciones familiares de ella fueron otra cosa. Se sentían bastante reales y era bueno ver un lado más tierno y cariñoso de la protagonista con su hermano, o el avance de la relación con su padre.

Actoralmente no lo sentí demasiado bien. Miley y Liam sobre todo no me parecieron nada naturales, muchas de sus partes se veían forzadas y no me llegaron a convencer como pareja.  

Como adaptación no está del todo mal. Intentaron abarcar mucho y esto hizo que los detalles se perdieron, por una cuestión lógica de tiempo. En lo personal eché mucho en falta lo significativas que son algunas escenas en el libro y que aquí vemos sin ningún tipo de sentimiento especial. 

Para tratarse de una película donde la música es sumamente importante, no me pareció que su banda sonora fuera la más acertada. Pasa sin ningún destaque. En cuanto a los diálogos, si bien algunos son bonitos, el guión en general tampoco se me hizo de lo mejor. Por otro lado, tiene escenas muy lindas, y los escenarios en la playa le ayudan mucho. El romance aunque es normalito y de lo que menos me llamó la atención, posee sus momentos tiernos, y algunas escenas divertidas que son un buen aporte. 

Aunque comienza siendo predecible, se descubre poco a poco que no lo es del todo. No es para nada aburrida, su ritmo ágil logra mantenernos siempre entretenidos. Y me agrada que no se centre solo en una cosa, sino que la trama va recorriendo distintos puntos. 

A pesar de que me parece que la historia era más compleja y podrían haberla aprovechado mejor, ya que faltaron varios temas importantes y profundizar mejor otros, no estuvo tan mal. Desgraciadamente no llegó a cumplir mis altas expectativas, ni logró gustarme o emocionarme al nivel que esperaba, pero aun así, disfruté mirándola. 

El final me parece muy correcto, adoré ver el gran cambio que le ocurre a la protagonista. Le queda muy bien a la historia y me parece muy bonito. A pesar de no llegar más allá de un drama juvenil un poco típico, toca temas profundos que logran hacerla destacar del resto. 

Si bien desaprovecharon una historia que podría haber dado más, y tiene algunos otros aspectos que no me convencieron, no está del todo mal. Cumple con su función de entretener y tiene momentos lindos, está bien para ver sin grandes pretensiones.  

El amor es frágil Ronnie, y no siempre sabemos cuidarlo bien. Nos las ingeniamos, lo hacemos lo mejor que sabemos y esperamos que eso tan frágil sobreviva, contra viento y marea. 

0 Opiniones:

Publicar un comentario

Deja tu marca