miércoles, 26 de febrero de 2014

Reseña: The purge: la noche de las bestias

Título: The purge: la noche de las bestias.
Título original: The Purge.
Idioma original: Inglés.
Director: 
James DeMonaco.

Actores principales: Ethan Hawke y Lena Headey.
Género: Thriller.
Año: 2013.
País: Estados Unidos.
Duración: 1:25 hs.
En Estados Unidos, el crimen abunda y las cárceles están llenas. El gobierno decide que una noche al año, por 12 horas, cualquier actividad criminal es legal, hasta el asesinato. No pueden llamar a la policía y los hospitales no atienden. Los ciudadanos deben arreglárselas solos. 

Durante esa noche, la familia de James Sandin (Ethan Hawke) debe decidir qué hacer cuando un intruso llega a su hogar, en una urbanización muy segura, dando lugar a acontecimientos que amenazan con destrozar a su familia. 

James, su esposa Mary (Lena Headey) y sus hijos deberán superar la noche sin convertirse en los monstruos que van a por ellos.

La verdad que esperaba algo mucho más intenso, al ver el tráiler. Me desilusionó un poco, estaba casi segura de que me asustaría bastante, sobre todo con las mascaras esas que se muestran, y sin embargo apenas y me llevé algún susto.

No está mal del todo, la historia me gustó, es una idea original. Aunque podría haber sido aprovechada mucho mejor, enfocándose por ejemplo un poco más en el gran trasfondo social que una trama como esta conlleva. O incluso el experimentar lo que una familia es capaz de hacer para protegerse, no me terminó de convencer lo que hicieron en cuanto a eso. Al final pareció que se concentraron en escenas donde unos buscaban a otros en la oscuridad, siendo o no, víctimas de ataques. 

Transcurren 50 minutos de película en los que no pasan prácticamente nada de la acción que promete, esta se concentra básicamente en los últimos momentos de la película y es bastante decepcionante. Esperaba un gran juego de persecución, y aunque hubo partes de suspenso, toda la acción se vio reducida a algunos disparos, hachazos y poco más.

Admito que te mantiene siempre al pendiente tratando de adivinar qué ocurrirá, a quién matarán, y a quién no. En ese sentido no me pareció predecible. Pero a la vez, los sustos si lo fueron. Obviamente, estos hacen efecto de cualquier manera gracias a la música típica de estas películas. Pero ya te los veías venir en cada situación. 

Los personajes me gustaron bastante. Cada uno de ellos estaba bien caracterizado, y la interacción entre ellos pareció bien real, como una familia cualquiera, tal vez un poco típica de película solamente. Todos ellos tenían ideas diferentes e intentaban imponerlas. Se puede ver su desesperación y sus miedos, realmente me gustó mucho cómo se vio su desarrollo. 

El realismo general estuvo bien. La idea de esa nueva sociedad fue bien llevada, el cómo van ocurriendo los hechos y las decisiones que se toman, me pareció correcto y de manera acertada como lo presentaron.

En cuanto a diálogos muy flojito. Por el lado de la actuación, no lo vi mal, tal vez alguna cosita, pero dentro de todo bien. Y me gustó el manejo de las escenas y el ambiente tenso que siempre se podía sentir a través de la pantalla. Pero abusaron un poco de la oscuridad, a mi parecer. 

El final no estuvo mal pero fue extraño. No lo sé, no lo esperaba así, tampoco estoy segura si me decepcionó o me gustó, extraño, sólo eso...

Una película que podría haber dado muchísimo más y se quedó en lo mínimo. ¿Entretiene? Sí. ¿La recomendaría? Sí, no está mal para pasar el rato, pero ya digo, no es para esperar gran cosa.

Si sintieras la necesidad, matarías a alguien esta noche. Sé que es difícil de entender a tu edad, pero esta noche le permite a la gente soltar todo el odio, la violencia y la agresión que reprime dentro. Y sí... si tu madre y yo quisiéramos, participaríamos. Porque funciona.

martes, 18 de febrero de 2014

Reseña: Kamisama Hajimemashita

Título: Kamisama Hajimemashita (Dios, ya ha comenzado).
Título original: Kamisama Hajimemashita.
Director del anime: Akitaro Daichi.
Demografía/Género: Shojo, comedia, romance, sobrenatural.
Año: 2012.
Episodios: 13.
Ovas: Sí, 2.
Película: No.
El padre de Momozono Nanami, un hombre con afición por el juego, desapareció después de acumular una gran cantidad de deudas, por lo que su hija fue expulsada de su casa por cobradores. 

Cuando ayudó a un chico tímido que era perseguido por un perro, este le dijo que le daría su casa. Ella creyó en sus palabras, pero cuando fue a su casa, resultó ser un santuario, en el cual un tipo con orejas de zorro llamado Tomoe apareció. Este esperaba al anterior dueño desde hace unos 20 años; situación que confundió aún más a Nanami.

No tenía grandes expectativas con este anime, pues sólo comencé a verlo porque quería un shojo corto, y este se veía bien. Por esa simple razón. Sin más que eso, lo empecé. Y la verdad es que me sorprendió gratamente, sin duda. La historia me gustó mucho, me pareció muy original en ciertos puntos.

Los personajes son todos excelentes. Tantas personalidades diferentes, y todos me gustaron. Cada uno, incluso los que apenas salieron uno o dos capítulos, logran generarse cariño. Y ni hablar de los principales. Nanami me encanta, porque es la típica chica buena, tierna y torpe, pero que se esfuerza por salir adelante, por no dar lástima y hacer las cosas ella misma. Tomoe me fascinó, por el misterio que lo rodeaba, por su actitud, por todo. Mizuki me gustó un montón, ¡era tan, pero tan gracioso! Fue uno de los que más diversión me causó. Tal vez fue Kurama el que no me llamó tanto la atención. 

Los momentos románticos fueron muy lindos. De esos que te sacan suspiros, para una amante del shojo al menos. Me gustó mucho. El desarrollo de sus sentimientos, me provocó mucha ternura, tanto Tomoe como Nanami, e incluso Mizuki, con su amor egoísta. A pesar de que hubo poco romance, propiamente dicho, escenas simples, se convierten en lindas con un simple agarrón de manos. 

Tiene un magnífico humor constante, hasta me hizo llorar de la risa, literalmente. No hay ni un solo capítulo en el que no haya reído, pues incluso en los que tienen partes tristes o de batallas, se las arreglaron para agregarles siempre algo de humor. Muchos aspectos estaban dirigidas a esto, incluso la narradora con su voz extraña, aporta su toque de diversión.

Siendo sincera, la música no me convenció. Los diálogos, algunos me gustaron mucho mientras que otros fueron bastante malos, pero me inclinaré por el lado positivo. En cuanto al dibujo, el diseño de los personajes masculinos no me agradó, todos se ven demasiado femeninos, pero por el resto estuvo muy bien. Los chibis eran realmente adorables, y los primeros planos de las caras también me gustaban mucho. Se utiliza bastante el recurso de los fondos de colores y los chibis para agregarle emoción a las escenas.

No me pareció predecible. Y como siempre los problemas se resolvían rápido, teníamos algo nuevo capítulo a capítulo, lo que mantenía la serie muy dinámica. Sin embargo, la evolución de los personajes fue hecha a su debido tiempo.

El final fue bastante abierto pero me gustó mucho, aunque nos deja con una intriga. Espero saquen una segunda temporada para poder descubrir a un nuevo personaje que aparece y no se nos presenta.

Muy divertido, y para los pocos episodios que tiene, se desarrolla muy bien. Entretiene mucho y se logra disfrutar cada capítulo. Los personajes y la historia me gustaron mucho. Quedé muy contenta con este anime, lo recomiendo muchísimo.

jueves, 6 de febrero de 2014

Reseña: Una noche tormentosa

Título: Una noche tormentosa.
Título original: Arashi No Yoru Ni.
Idioma original: Japonés.
Director: 
Gisaburō Sugii.
Género: Aventura, comedia, drama, infantil.
Año: 2005.
País: Japón.
Duración: 1:47 hs.

Gabu y Mei, un lobo y una cabra, se convierten en amigos, en contra de los dictados de la naturaleza. Mientras Gabu vive atormentado por sus instintos asesinos, la cercanía de Mei no hace más que agravar sus problemas.

Tanto el rebaño de Mei, como la manada de Gabu, les obligan a alejarse de sus respectivas familias; la proximidad de ambos no es bien acogida por ninguna de las especies.

(Se ha modificado el 26/08/2017)
Ciertamente tenía bastantes expectativas con esta película, lo cual le jugó en contra, pues no terminó siendo tan espectacular como me esperaba. De cualquier forma, no es terrible y se puede disfrutar, pero la trama por desgracia flojea.

En primer lugar, es relativamente común, sobre todo en historias para niños. El cuento de dos amigos poco probables que se unen por el poder de la amistad en contra de todo pronóstico y venciendo cada obstáculo que se les plantea, seguramente ya la hayan escuchado. Aquí se desarrolla bien, lo cual se agradece, pero no puedo evitar que me surjan dudas que corten con el realismo de la obra.

Entiendo que Gabu no se lleva del todo bien con su manada, por lo que no es de extrañar que decida hacerse amigo de otra especie a pesar de todo. Pero por el lado de Mei las cosas son diferentes, él encaja perfectamente en su rebaño, tiene amigos, tiene a su familia allí, ¿por qué arriesgarse de esa manera? Tampoco se nos lo muestra como si fuese un amante de la aventura; entonces, desde el lado del pequeño cordero la situación planteada me pareció mucho más apresurada y, a su vez, menos creíble.

Pero olvidando eso, la amistad que nace entre ellos por casualidad, y que poco a poco deciden hacer crecer a pesar de los riesgos, me pareció muy bonita. Está claro que es el principal mensaje que intenta transmitir esta obra: que la amistad verdadera todo lo puede. Y lo cierto es que, a pesar de todo, al final te deja con una sonrisa en el rostro.

En cuanto a los protagonistas, están en ese punto medio de no llegar a ser profundos, pero tampoco son tan genéricos, tienen algo de carácter. Personalmente, no me consiguieron encariñar, pero al menos llegan a agradar. El resto de personajes sí que son más planos, están allí simplemente para afectar a los protagonistas y no porque realmente importen, pero dentro de esta historia, con su sencillez, no parecen muy necesarios.

Aunque el diseño de los personajes al principio no me convenció, pues esperaba otra cosa; su estilo algo caricaturesco —sobre todo en los lobos— le queda bien y contribuye a la comedia. De cualquier manera, un detalle que me llamó la atención fue que los lobos y los corderos tenían además una muy leve textura en sus pelajes que, aunque no demasiado perceptible, le daba una mayor personalidad al diseño. 

Y es que visualmente era maravillosa, se notaba muy cuidada. Adoré totalmente el diseño de los fondos, se veían increíbles, llenos de detalles y resaltaban los escenarios en la naturaleza como si fuesen un personaje más. El iluminación y la animación también me gustaron y los detalles en 3D, pese a verse un tanto extraños a veces, son igualmente un toque interesante. Todo el conjunto crea un apartado visual muy bueno, que les otorga a las escenas un marco excelente. 

Musicalmente también es muy correcta. Posee unas melodías preciosas que acompañan de manera perfecta cada escena, teniendo un equilibrio justo entre sutileza y presencia, creando de esa forma una muy buena ambientación y ayudando al espectador a sumergirse en ella.

Si bien es cierto que es una historia para niños, y creo que ellos podrían apreciarla mejor sin ponerse a pensar en sus fallos tanto como yo, también me pareció que las pequeñas partes de violencia que tiene —la del inicio principalmente—, pueden ser un poco chocantes para ellos. Pero también puede que esté exagerando, después de todo, yo de muy pequeña miraba Dragon Ball Z e Inuyasha y tenían partes peores. 

En contraste, y como mencioné ya, tiene algunos momentos muy tiernos provocados por la adorable relación que forjan Gabu y Mei, pero además cuenta con un correcto humor. No es hilarante ni mucho menos, pero unas cuantas situaciones divertidas contiene, y sin duda algunas sonrisas genera con ellas. La comedia parece estar en su justa medida, combinando muy bien con el resto de géneros que posee. Quizá, debo admitir, que esperaba algo más del drama, ya que soy de emocionarme rápido, pero aquí simplemente no me consiguió afectar en ese aspecto.

Por desgracia, considero que la duración se excede y llega a parecer larga. En mi opinión le sobran como unos veinte minutos aproximadamente. Aun así, no resulta especialmente pesada o aburrida; entretiene, pero llega un punto en el que notas que la situación se debería de estar cerrando y sin embargo no sucede.

No obstante, a pesar de tener unos cuantos clichés encima, personalmente lo que menos me gustó fue un recurso que usaron al final y que consideré totalmente innecesario. Ya gastan eso demasiado en las series, dramas y sobre todo telenovelas, ¿qué necesidad de usarlo en películas animadas también? 

Justamente por eso, el final, pese a ser satisfactorio y reconfortante, yo quedé de bastante mal humor por el hecho de que utilizaran un recurso tan barato e innecesario. Pero, dejando pasar eso, me pareció un desenlace adecuado y bonito, que encaja bien con el resto de la película.

Es una película linda, tierna y divertida, pero no especialmente original. Entretiene, y visualmente es preciosa, pero probablemente será otra de esas que se quedan en el olvido a pesar de que disfrutas mientras las miras.

—Pero ahora mismo, antes que la carne de cabra, prefiero a la cabra en sí.

miércoles, 5 de febrero de 2014

No puedes dejar de escucharla: Inolvidable

Esta sección es para aquellos que disfruten de todo tipo de música. Aquí publicaré cualquier canción que me guste o me haya resultado pegadiza. Como mi gusto de música es bastante amplio, espero que al menos alguna de ellas sea de su agrado.


INOLVIDABLE (REIK)

¡Hola! ¿Qué tal su día?
Siento que hacía mucho que no subía nada de música, así que me decidí a hacerlo de una vez. Aquí les dejo esta canción de Reik, que en lo personal es una de mis favoritas de él, aunque el video ya no me gusta tanto, pero eso ya es otro tema.

¡Espero la disfruten, saludos!






Era tan bella, era tan bella
Que su mirada todavía me quema.
Como quisiera poderla olvidar,
Pero se acerca y no lo puedo evitar.

Porque cuando habla con sus ojos
Dice cosas que no puedo entender,
Y se desnuda poco a poco,
Y se convierte en tu piel.

Y yo no sé como vivir
Si ya no puedo sacarla de aquí.
Que no daría por besarla,
Por abrazarla una vez más.
Y ya no quiero dejarla escapar,
Si es que la puedo volver a encontrar.
No quiero perderla,
Porque solo es ella,
Inolvidable para mi corazón.
Inolvidable, inolvidable.

Fue como un cuento, se fue como el viento,
A veces me digo que tal vez me lo invento.
Si al menos pudiera tener una prueba,
Algún recuerdo de que estuve con ella

Me estoy volviendo loco, un poco.
A veces me despierto y siento aquí mi pena,
Que me susurra en el oído
Y dice dondes estás, amor.

Y yo no sé como vivir,
Si ya no puedo sacarla de aquí.
Que no daría por besarla,
Por abrazarla una vez más.
Y ya no quiero dejarla escapar,
Si es que la puedo volver a encontrar.
No quiero perderla,
Porque solo es ella,
Inolvidable para mi corazón.
Inolvidable, inolvidable.

Inolvidable, inolvidable.

Y yo no sé como vivir,
Si ya no puedo sacarla de aquí.
Que no daría por besarla,
Por abrazarla una vez más.
Y ya no quiero dejarla escapar,
Si es que la puedo volver a encontrar.
No puedo perderla,
Porque solo es ella,
Inolvidable para mi corazón.
Inolvidable, inolvidable.